¿Qué son las plantas medicinales?

Estándar
surtido de plantas medicinales
Las plantas medicinales son uno de los recursos que habitualmente utiliza la medicina natural para prevenir y tratar diversas enfermedades.

El uso de las plantas y hierbas medicinales se remonta hasta la prehistoria y gracias a la transmisión de cultura entre diferentes civilizaciones a lo largo del tiempo, el conocimiento sobre las propiedades medicinales de las plantas ha perdurado hasta la actualidad. De hecho, la mayoría de los medicamentos que empleamos hoy en día están basados en extractos vegetales.

Hay diferentes formas de utilizar las plantas medicinales, ya sea en forma de infusión, aceites esenciales, jarabes, ungüentos o formando parte de la composición de cápsulas y comprimidos.

Las plantas son seres vivos y están formadas por infinidad de compuestos químicos en equilibrio. En las plantas medicinales, algunos de estos compuestos tienen efectos en el organismo que resultan útiles desde el punto de vista médico y lo más frecuente es que estos compuestos se localicen en una determinada parte de la planta, bien en las hojas, el tallo, las raíces, las flores o en las semillas.

Estos compuestos presentes en las plantas medicinales constituyen la base de fármacos y drogas. Aunque los medicamentos actuales se obtienen de manera artificial en los laboratorios farmacéuticos, la existencia de esos fármacos se debe al uso tradicional de las plantas medicinales.

Existe un gran número de especies de plantas consideradas medicinales, cuyos efectos en el organismo pueden ser útiles para prevenir y curar enfermedades o para aliviar diferentes síntomas.

Hoy en día, el uso de plantas medicinales es una práctica cada vez más extendida incluso al margen de la prescripción médica, con los riesgos que ésto conlleva. No hay que olvidar que esta práctica también puede traer consigo efectos secundarios y toxicidad dependiendo de la dosis, por lo que el consumo de plantas medicinales debe siempre llevarse a cabo de forma segura y responsable.