La homeopatía… ¿es segura?

Estándar
homeopatía segura
Cuando se recurre un tratamiento alternativo es normal que surjan preguntas sobre la medicina natural y que nos cuestionemos si un determinado tratamiento es seguro.

Aunque no es lo aconsejable, en muchas ocasiones se recurre a la medicina alternativa en general, y a la homeopatía en particular, como sustituto de la medicina convencional. En estos casos que preguntarse… ¿la homeopatía es segura?

Ya hemos visto qué es la homeopatía y a continuación te dejamos unas cuantas pinceladas para que puedes llegar a tu propia conclusión.

Los remedios homeopáticos son generalmente seguros y el riesgo de que se produzcan efectos secundarios adversos derivados de este tipos de remedios es bajo.

Aunque algunos remedios homeopáticos pueden contener sustancias que no son seguras, éstos consisten en grandes diluciones de dichas sustancias hasta el punto de que es poco probable que tan sólo una pequeña parte de la sustancia original permanezca en el remedio homeopático.

Algunas personas que usan la homeopatía pueden ver una mejoría en su estado de salud debido a un fenómeno conocido como el efecto placebo o por el simple azar.

No hay evidencia científica de que las sustancias que pueden inducir ciertos síntomas también pueden ayudar a tratarlos. No hay evidencia de que la dilución de esas sustancias en el agua pueda convertirlas en medicamentos. Por este motivo, las ideas que sustentan la homeopatía no son aceptadas por la ciencia médica convencional.

Por estos motivos podemos afirmar que la homeopatía es segura cuando se utilice como complemento y no como sustituto de la medicina convencional. Puede utilizarse sin riesgo de manera preventiva, incluso para la satisfacción personal del que la utiliza aunque no existan evidencias científicas de su eficacia.