¿En qué consiste la medicina alternativa?

Estándar
productos de medicina alternativa
La medicina alternativa, a veces denominada como medicina natural, naturismo o naturopatía, se basa en el empleo de elementos naturales sin procesar o con un bajo nivel de procesado para prevenir y curar enfermedades.

Frecuentemente se utiliza la medicina alternativa como complemento de la medicina convencional, empleando plantas medicinales y otros remedios tradicionales.

¿Qué recursos emplea la medicina alternativa?

En la medicina alternativa se emplean principalmente tres tipos de recursos:

Plantas y hierbas medicinales: El conocimiento sobre las propiedades medicinales que poseen se transmite de generación en generación y entre las diferentes culturas. Además se realizan estudios científicos para verificar su eficacia como tratamiento y controlar la seguridad de su consumo.

Suplementos alimentarios naturales: Consisten en productos naturales que aportan al organismo una serie de nutrientes adicionales a la dieta, como vitaminas o minerales.

Terapias alternativas: Consisten en prácticas que difieren significativamente de la medicina convencional pero que pueden ser eficaces en el tratamiento de ciertas dolencias, como la acupuntura o la reflexología podal.

Durante las últimas décadas, la medicina natural va ganando cada vez más adeptos e incluso se reconoce en algunos países como disciplina académica. Lo cierto es que el uso responsable de los productos naturales puede ser una buena manera de prevenir enfermedades y mantener saludable nuestro organismo, empleando la medicina alternativa como complemento y no como sustituto de la medicina convencional.