Consejos para llevar una vida saludable

Estándar
consejos de vida saludable
Una vida saludable es mucho más que comer equilibrado o hacer ejercicio. El bienestar mental y emocional también son importantes, porque como seres humanos, somos seres integrales y debemos satisfacer nuestras necesidades en conjunto. El viejo refrán “mente sana en cuerpo sano” es muy cierto y debemos prestar atención tanto a nuestra salud física como mental.

Consejos para llevar un estilo de vida saludable

En sencillo llevar una vida saludable, adoptando una serie de hábitos y convirtiéndolos en algo cotidiano.

Evita el consumo de sustancias tóxicas como el tabaco y el alcohol

Reduce o evita por completo el consumo de sustancias perjudiciales, como el tabaco, el alcohol y otras sustancias nocivas. Es cierto que beber una copa de vino en las comidas ayuda a tu sistema cardiovascular, pero todo en exceso es malo. El consumo de tabaco debe evitarse totalmente, es extremadamente nocivo para tu organismo, tanto a corto como a largo plazo.

Haz ejercicio y combate el sedentarismo

El estilo de vida de la sociedad moderna nos lleva a la tendencia de estar trabajando frente al ordenador o viendo la televisión una buena parte del día. Esto afecta nuestra condición física y emocional, deteriorando nuestra forma física y favoreciendo la aparición de estrés y ansiedad.

Hacer ejercicio es muy saludable para nuestro cuerpo y nuestra mente, se fortalecen los músculos, el sistema cardiovascular y mejora nuestra autoestima.

Se recomienda empezar con paseos cortos (de unos 20 minutos) y poco a poco subir la intensidad. Es más divertido si se hace acompañado, pero no hay problema en hacerlo solo. Empezar a practicar algún deporte también es una buena idea y si tu trabajo apenas te deja tiempo libre para hacer ejercicio, puedes probar estos ejercicios para oficina que te mostramos.

Duerme y descansa al menos durante 8 horas seguidas

El descanso es algo muy importante que no se debe descuidar. Durante el sueño nuestro cuerpo se repara a sí mismo y se llena de energía para la siguiente jornada.

Los desórdenes del sueño, como el insomnio, pueden deberse a factores patológicos pero generalmente son causados por estrés, preocupaciones, porque el ambiente de descanso no es adecuado. También puede deberse a tener hábitos irregulares de sueño, por ejemplo cuando trasnochamos en exceso y dormimos durante el día.

El ejercicio puede ayudarte a evitar el insomnio, ya que además de aliviar el estrés, hace que tu organismo consuma mayor energía, estés más cansado a la hora de dormir y sea más sencillo conciliar el sueño.

Evita el estrés

Una vida tranquila y sosegada es un buen camino para una vida feliz. Sin embargo hay situaciones en nuestra vida que no podemos evadir y es inevitable sentirnos ansiosos, nerviosos, preocupados por problemas en el trabajo, cambiar de colegio o romper con nuestra pareja. Buscar a alguien que nos escuche y aconseje de verdad nos puede ayudar a quitarnos un gran peso de encima.

Sigue una dieta equilibrada

Consumir al menos 5 raciones de fruta y verdura al día es una buena forma de empezar a comer sano. Evita consumir en exceso comida preparada y los restaurantes de comida rápida, aunque no es malo darse un capricho de vez en cuando. Bebe agua mineral y toma zumos de fruta naturales, evita los refrescos y otras bebidas azucaradas.

Cultiva tus relaciones interpersonales

El ser humano es un ser social por naturaleza. Compartir tiempo con tus amigos y familia, destinar tiempo para salir y divertirnos es algo que todos necesitamos. A veces la risa es la mejor medicina.