Beneficios de la dieta mediterránea para la salud

Estándar
dieta mediterránea
Expertos nutricionistas de todo el mundo consideran que la dieta mediterránea es una de las dietas más saludables del mundo por su equilibrio, su variedad y por los múltiples beneficios que aporta.

Entre estos beneficios podemos destacar que es una fuente natural de antioxidantes, ayuda a combatir el sobrepeso y protege contra el desarrollo de enfermedades del corazón.

Y es que la dieta mediterránea consiste en un consumo equilibrado y variado de alimentos característicos de la zona del Mediterráneo: frutas, verduras, cereales, legumbres, pescado, huevo y carne de pollo y aves. La variedad y el equilibrio es lo que proporciona a la dieta mediterránea todos sus beneficios.

Además de estos alimentos, hay un elemento que destaca como representante de la dieta mediterránea, el aceite de oliva. El aceite de oliva es muy rico en antioxidantes naturales, vitaminas y ácidos grasos saludables, como el Omega 3.

En conjunto, la dieta mediterránea es muy saludable porque aporta todos los nutrientes necesarios para el organismo dejando de lado las grasas de origen animal.

¿Qué alimentos forman parte de la dieta mediterránea?

De la dieta mediterránea forman parte una gran variedad de alimentos característicos de esa región, que hacen que esta dieta sea tan saludable.

A continuación vamos a ver los alimentos más importantes que forman parte de la dieta mediterránea:

  • Los cereales son la principal fuente de hidratos de carbono, como el arroz o el trigo con el que se elabora el pan.

  • Los frutos cítricos, como el limón, la naranja o la mandarina son característicos de la dieta mediterránea. También son importantes otras frutas como la sandía, el melón, el melocotón, el higo, la uva o la manzana.

  • Hortalizas y verduras características de la región mediterránea: tomate, patata, lechuga, zanahoria, pimiento, cebolla, berenjena, alcachofa, ajo y calabaza, entre otras.

  • Los frutos secos como las nueces, las almendras y las avellanas son un aporte de antioxidantes y minerales.

  • Uno de los elementos clave de la dieta mediterránea, el aceite de oliva es rico es antioxidantes naturales y en ácidos grasos vegetales que ayudan a reducir los niveles de colesterol.

  • Otro elemento típico de la dieta mediterránea es el vino, que aporta antioxidantes y protege contra enfermedades del corazón. Se recomienda su consumo moderado.

  • El marisco y el pescado azul del mar Mediterráneo son una fuente de ácidos grasos saludables, Omega 3 y Omega 6.

  • En cuanto a las carnes, en la dieta mediterránea destaca la carne de pollo y aves, cuyo contenido en grasas es bajo.

  • Además, para condimentar los platos se utilizan especias propias de la región mediterránea como el tomillo, el orégano y el romero.

En conjunto, la dieta mediterránea aporta al organismo vitaminas, fibra y antioxidantes naturales. El consumo de grasas animales es bajo y se reemplaza por grasas vegetales saludables ricas en Omega 3 y Omega 6, como las que que contienen el pescado azul y el aceite de oliva.

¿Qué beneficios aporta la dieta mediterránea a nuestra salud?

La alimentación equilibrada y variada que promueve la dieta mediterránea proporciona al organismo una serie de beneficios para la salud:

  • Ayuda a combatir los niveles altos de colesterol.
  • Protege contra el desarrollo de enfermedades del corazón y del sistema vascular.
  • Por ser baja en grasas, permite perder peso y luchar contra la obesidad.
  • Mejora el estado general de salud reforzando las defensas del organismo.
  • Protege contra la actividad de los radicales libres, causantes del deterioro celular.

Ahora que ya conoces los beneficios de la dieta mediterránea para la salud, esperamos que sigas sus recomendaciones para llevar un estilo de vida saludable con unos buenos hábitos de alimentación.