10 Beneficios que te traen las caminatas

Estándar

Caminar es uno de los ejercicios más populares del mundo. No se necesita ir a un gimnasio para realizarse, no requiere ninguna habilidad en particular, se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento, no requiere ningún gasto especial, y además, no tiene límite de edad. Es una actividad física que no requiere un gran esfuerzo, fácil de empezar, incluso para aquellos que no practican ningún tipo de ejercicio. Por ello en este artículo le diremos algunos de los beneficios que hay en caminar.

beneficios-caminatas

1 – Los pulmones se vuelven más eficiente y más limpios
Paseos regulares ayudan a aumentar la capacidad de intercambio de gases en los pulmones hacia el exterior, lo que ayuda más oxigenar la sangre, y también para limpiar las fosas nasales y los sacos alveolares.

2 – Mejora la circulación
Los estudios demuestran que una caminata de unos 40 minutos se puede disminuir la presión arterial 24 horas después del entrenamiento. Esto es debido a que el aumento del flujo sanguíneo, mientras que caminar ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, lo que a su vez reduce la presión arterial. Además, el aumento de la circulación sanguínea facilita la irrigación de los tejidos y la tonificación muscular cardiaca periférica.

3 – Combate la depresión y estrés
Cualquier actividad física, como caminar, hace que el cuerpo libere endorfinas, la hormona responsable de la sensación de relajación y alegría. Caminar hará que usted se sienta mejor, con más fuerza y sin estrés, lo cual mejora de gran manera su calidad de vida.

4 – Ayuda a controlar el apetito
Según un estudio, el caminar puede ayudar a reducir el hábito de comer dulces. Esto esta relacionad también a la secreción de endorfinas al hacer ejercicio, ya que el estrés es una de las principales razones para la ingesta exagerada de chocolates y otros dulces, los efectos relajantes de hacer caminatas ayudan a mitigar estos antojos.

5 – Aumento de la sensación de bienestar
Caminar se siente bien, especialmente en zonas agradables tales como parques, áreas a lo largo del río o mar, o incluso en la naturaleza, son útiles para aumentar la autoestima y el bienestar, con grandes beneficios para la salud mental.

6 – Control de Peso
La mayoría de la gente que comienza a caminar como actividad física lo hace con el fin de bajar de peso. Y de hecho, si se mantiene o reduce su ingesta calórica normal, y empieza a gastar más de lo habitual debido a caminar, es natural y matemático que el cuerpo va a perder grasa y peso. Además, caminar también ayuda a elevar el metabolismo durante el día, lo que hace aumenta el gasto de las calorías.

7 – Combate la osteoporosis
Caminar es un deporte de bajo impacto, lo que hace que sea especialmente útil para las personas con problemas en las articulaciones y algunos huesos. Además, incluso el impacto del pie sobre el suelo puede tener un efecto interesante en los huesos, causando diversos estímulos que faciliten la absorción de calcio. Y los huesos ricos en calcio son más resistentes y por tanto menos propensos a sufrir de osteoporosis.

8 – Mejora la salud del cerebro
Según varios estudios, caminar muy seguido ayuda a retrasar el envejecimiento y mejorar la salud del sistema nervioso. De hecho, los estímulos recibidos durante una caminata aumenta la velocidad con la que el cerebro responde a los estímulos, mejorando aún más la coordinación de los músculos.

9 – Mejora la salud cardiovascular
Como se mencionó más arriba, la caminata ayuda a disminuir la presión arterial, lo que resulta en la prevención de episodios de trastornos cardiacos y vasculares, tales como ataques al corazón y derrames cerebrales. Por otra parte, la caminata también ayuda a regular los niveles de colesterol.

10 – Reduce somnolencia
La caminata estimula al cuerpo a liberar sustancias naturales estimulantes, cuyo efecto se extiende después del ejercicio, dejando al cuerpo más despierto en las siguientes horas. Y a medida que el cuerpo gasta una cantidad significativa de energía durante el entrenamiento cuando llega la hora de acostarse, la gente puede dormirse más rápido y tener una mejor calidad del sueño, que también se traduce a su vez en mayor energía al despertar.